16/04/2024 - Edición Nº46


Regionales

TRANSPORTE

Los colectivos volvieron a circular en Rosario, tras promesas de más seguridad

25/03/2024 21:55 | Después de reunirse con funcionarios provinciales y municipales, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) anunció que retomaban el servicio de colectivos en la ciudad de Rosario. Los choferes decidieron parar este lunes a primera hora luego de hallar un cartel con amenazas en el interior de una unidad de la línea 153 de la empresa Movi.



Según comunicaron, en las próximas horas debería ir normalizándose el servicio. Sergio Mancini, representante del gremio, pidió paciencia y comprensión ya que reestablecer el servicio completo llevará entre "dos y tres horas".

Al respecto, señaló que "los delegados están trabajando en cada uno de los galpones de colectivos tratando de intentar normalizar la actividad". Deberán poner en marcha las unidades, realizar los cambios de turnos correspondientes y ultimar detalles antes de volver a las calles.

Mancini admitió que el transporte público de pasajeros es una "actividad neurálgica" y que la suspensión del servicio acarrea problemas para todos los rosarinos. En ese marco, se lamentó por la situación que está atravesando la sociedad en su conjunto. "Nadie, de ninguna actividad puede descansar tranquilo. El momento que estamos atravesando es muy difícil", analizó. Por último, hizo mención a la reunión con el Ministerio de Seguridad y mencionó "los compromisos que los mismos funcionarios han tomado".

El secretario de Seguridad de Santa Fe, Omar Pereyra, aseguró que “se intensificarán las medidas de seguridad y controles arriba” de las unidades del transporte urbano de pasajeros. A partir de este lunes, los uniformados tendrán una actitud "más proactiva" y podrán abordar los colectivos y pedir documentos a los pasajeros. Además, anunció que se forzará la vigilancia policial en talleres o puntas de líneas en horarios de recambio de turnos.

Paro sorpresivo

Los colectiveros decidieron este lunes a la madrugada suspender los servicios al hallar un cartel con un mensaje intimidante en una de las unidades de la empresa Movi. El mensaje, escrito a mano en una hoja de papel madera y con el dibujo de una bala, contiene una amenaza contra el personal de esa línea. Tras ser comunicada la novedad a los delegados de los trabajadores, se dispuso que todos los colectivos que estaban circulando volvieran al galpón ubicado en Provincias Unidas y Rueda.

Con el correr de los minutos se sumaron a la medida los colectiveros de la línea Rosario Bus. A primera hora, en las paradas la gente todavía esperaba la llegada de las unidades para poder trasladarse a cumplir con sus obligaciones, la mayoría sin conocer el incidente que afectó al servicio de transporte urbano de Rosario.

La amenaza

La amenaza al interno 326 de la línea 153 de la empresa Movi se dio en medio de la inquietud que viven los conductores rosarinos luego de que Marcos Daloia, el colectivero de 39 años de la línea K fuera baleado en la cabeza el pasado jueves 7 de marzo cuando cumplía su recorrido en México y Mendoza, en la zona noroeste de Rosario. Murió tres días más tarde en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca).

Otro colectivero asesinado fue César Luis Roldán, quien tenía 43 años. Todo sucedió el 2 de diciembre pasado en plena tarde, cuando Roldán conducía un ómnibus de la línea 116 por Eva Perón y Cullen y fue abordado por un joven armado y que iba acompañado por un cómplice. Le dispararon directo a la cabeza.

Fuente: La Capital