17/05/2024 - Edición Nº77


Arroyo Seco

CON MUSICA DE LITO NEBBIA

“Malvinas, Canto al sentimiento de un pueblo”: Mucho más que una obra de teatro

07/05/2024 12:43 | Este viernes 10 de mayo en el Centro de Jubilados y con entrada libre y gratuita se presentará la obra de teatro “Malvinas, Canto al sentimiento de un pueblo”, en tres funciones que se desarrollarán a lo largo de la jornada.


por Cora Verón


La primera función comenzará a las 10:30 de la mañana, la segunda a las 16 horas y la tercera a las 19:30. La misma llega a nuestra ciudad a través del gobierno municipal con el apoyo del Ministerio de Cultura de la provincia de Santa Fe.

En diálogo con Más Noticias, Griselda De Lorenzi, quien está a cargo de la presentación, expresó: “Nuestra obra es un homenaje a absolutamente todas las personas involucradas en forma directa en la guerra de Malvinas, nuestros héroes que dejaron su vida allá, los que volvieron, los que no pudieron lidiar con el regreso y se quitaron la vida y los que están, por suerte, entre nosotros, que son los únicos próceres no de libros, esto es un homenaje a cada uno de ellos”.

La autoría de la obra corresponde a Néstor Zapata y Osvaldo Tito Buzzo, “a finales de 1991 –relata Griselda- se dieron cuenta que a punto de cumplirse 10 años del conflicto todavía no había un hecho artístico, desde el teatro por lo menos, que se hubiera ocupado de homenajear a esta gente en general”. La obra es un producto de Arteón, un espacio cultural con 58 años al servicio de la Cultura, y declarada Institución Artística Distinguida de la Ciudad de Rosario: “Todos sus productos siempre fueron productos con alto compromiso social; Zapata y Buzzo siempre hicieron teatro y cine más ‘documental’, ficción pero siempre sobre un compromiso y hechos sociales importantes”, explica De Lorenzi.

 “Malvinas, Canto al sentimiento de un pueblo” se estrenó en 1992 y cuenta con música original de Litto Nebbia, únicas composiciones que grabó el cantautor que no son de su autoría. Al ser una obra con tantos años en el ruedo tiene los cambios lógicos de elenco; en el año 2000 Griselda entró al espacio como actriz y a partir de 2015 tomó la dirección, “se cambió el elenco entero y tomé la coordinación, la logística y el armado de las giras, de todo lo que es trabajar dentro y fuera de Rosario, con los grupos de jóvenes, con las escuelas, así que estoy vinculada a Malvinas, a esta obra en particular, desde hace más de 20 años”.

Pueblo chico, teatro grande

Griselda es parte de una familia con 5 hermanos que, junto a sus padres, se fueron a vivir a Rosario desde Pavón Arriba donde ya en 1912 existía un grupo filodramático en el que participaban sus padres. En 1972 la familia se mudó a Rosario para que los niños pudieran estudiar y fue cuando se incorporaron a la movida  teatral rosarina, “era maravillosa en extremo, los años 70 a nivel global fueron una explosión artística y Rosario no estuvo ajena, previo a la dictadura hacían teatro muy comprometido y ahí comencé mis primeros pasos, trabajé con gente muy talentosa y a cada uno le robé un poquito, me forjé en este ámbito y nunca lo dejé”, recuerda Griselda al hablar de su trayectoria, “he recorrido todos los géneros, televisión, teatro, cine que es todo un privilegio”. También tuvo su propia escuela y grupo teatral: “Hacíamos teatro de niños y para niños y eso me generó la  posibilidad de salir del país y participar en festivales en Colombia, Venezuela, Perú, Brasil con obras premiadas, es un caminito largo, intenso, generoso y muy lindo”.

“Ellos son defensores de la patria”

 Volviendo a la puesta que presentarán este viernes en nuestra ciudad, dijo: “Lo fundamental es que van a ver un profundo y sentido homenaje a nuestros héroes y hay una cosa fundamental, ellos hoy necesitan que se diga la verdad, porque esta obra fue escrita con los primeros veteranos que se animaron a contar, todavía hoy ellos no pueden hablar, los primeros que pudieron se sentaron con Zapata y Buzzo a escribir”.

“Esta obra no los muestra como víctimas de la dictadura, tampoco es la intención porque se los ha asociado desde algún lugar, algún discurso político que los asoció al papel de víctima y ellos no lo son ni tampoco quieren serlo, ellos son defensores de la patria, los únicos que pusieron el cuerpo y ofrecieron su vida para defender un pedazo de nuestra tierra que es nuestra y no es discutible, es un homenaje a todos ellos y a los 632 que dejaron su vida en las islas”.

“La realidad es que hubo un proceso desmalvinizador muy cruel y también hubo casos de superiores que fueron terribles con los soldados rasos, lo que sí creo es que hubo dentro de cada uno de ellos, o por  lo menos en la mayoría, un gran trabajo interno y grupal porque sino no hubieran sobrevivido, de apoyo propio porque nadie los esperó con un gabinete psicológico para atenderlos, eso no existió, el primer atisbo de generosidad por parte del Estado lo tuvieron 9 años después. Lo que sí hicieron fue un trabajo de perdón y de transformación del dolor en algo positivo, en solidaridad, primero para sus pares que la estaban pasando mal, y después pudieron salir a trabajar ellos a la sociedad, una paradoja, no?, ellos darnos frente a la deuda enorme que nosotros tenemos con ellos”.

Para finalizar, Griselda pidió que asistan a ver la obra ya que además de la temática, está representada por “cinco grandes actores de la tropa rosarina de enorme talento y que siempre es un placer verlos, que trabajan mucho y tienen mucha preparación, van a escuchar una banda sonora y que lamentablemente, en virtud de la situación que el país está atravesando, la cultura está caidita, hay que hacer un esfuerzo muy grande para poder ir a hacer una función a Arroyo aunque suene raro lo que estoy diciendo, entonces valoremos el esfuerzo que hace la muni, el grupo que se mueve, porque detrás de esto no hay una fortuna para poner en una cuenta en Suiza, los artistas pasamos a tener una vocación de servicio muy grande”.

Además de recorrer todo el país, la obra fue llevada a España, Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela, recibiendo elogios de la crítica especializada, cuenta con más de 1.500 funciones en sus 30 años ininterrumpidos que esta obra está en escena, y es el primer hecho artístico del país que se gestó para honrar a nuestros soldados y veteranos de Malvinas.

Entre sus reconocimientos y premios podemos mencionar: Premio “Estrella de Mar” a la Mejor Obra y Primer “Estrella de Mar” del Teatro Rosarino, 7 premios y 12 nominaciones nacionales e internacionales. Además, fue invitada especial a Ushuaia en el 20º aniversario de Malvinas.