18/07/2024 - Edición Nº139


Interés General

Se agranda la familia de canes de la Aduana

24/06/2024 12:28 | Los cachorros ingresaron hace un mes y ya han comenzado paulatinamente su entrenamiento



El Centro de Entrenamiento Canino K9 de la Aduana ha sumado 10 cachorros —6 machos y 4 hembras— que ya comenzaron sus actividades de entrenamiento. La preparación de los canes, todos labradores de 3 meses de edad, consiste en actividades lúdicas para fortalecer su motricidad y percepción de los espacios.

“Comenzaron con juegos de presa y trabajos de destreza a través de la comida. Con esto logramos que empiecen a explorar distintas superficies, tanto móviles como en altura” explica Paula Doura, Jefa de la División Adiestramiento de Canes y Entrenamiento de Guías.

Los cachorros de la Aduana se llaman Coco, Pseudo, Bulón, Héctor, Pastel, Aegon, Gilda, Epumer, Kika y Sansa. Algunos de los nombres homenajean a algunas figuras de la música argentina y otros tomaron inspiración de la reconocida serie Juego de Tronos.

El objetivo del entrenamiento de los cachorros es convertirlos en canes especializados en la detección de estupefacientes y/o divisas, formando un binomio junto con un guía aduanero con quien vivirán. Actualmente la Aduana cuenta con 144 binomios activos —con border collies, golden retrievers, labradores, ovejeros alemanes y ovejeros belgas malinois— y 65 binomios en formación a nivel nacional.

Las actividades que los cachorros realizan en esta primera etapa apuntan a prepararlos para las condiciones que formarán parte de su cotidianidad cuando sean canes operativos. Así, los juegos que se les proponen ahora los acostumbran, por ejemplo, a superficies con diferentes texturas y a la presencia de luces y sombras para que puedan desenvolverse sin inconvenientes en las distintas situaciones que se les presenten.

Cabe destacar, el centro de entrenamiento de la Aduana en Boulogne fue certificado por la Organización Mundial de Aduanas (OMA) como Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAC). Hay apenas 18 CRAC acreditados por la OMA en todo el mundo y el de Buenos Aires es el único de habla hispana. En América, además del argentino, hay tres más: dos en EE.UU. y otro en Canadá.